Las 4 estaciones de Las Chicas Gilmore

El regreso de Las Chicas Gilmore, en estos cuatro capítulos que se desarrollan durante un año competo, me ha dejado un sabor agridulce.

Si bien he de decir que ante todo disfruté y me reí como años atrás, pero sin llegar a ser ese cierre que de alguna forma todos esperábamos.

volvemos a deleitarnos con esos diálogos incesantes y especiales llenos de simbolísmos, paralelismos y sobre todo de mucha locura inteligente, anécdotas esperpénticas, musicales horripilantes y el mejor corto que jamás haya hecho Kirk.

Como hilo conductor tenemos la muerte de Richard, padre de Lorelai y abuelo de Rori (coincide con la muerte de este estupendo actor: http://www.imdb.com/name/nm0001346/?ref_=tt_cl_t7).

Este acontecimiento da pie a unir de nuevo a Emily y Lorelai de una forma muy inteligente y divertida.

En mi opinión lo mejor de este “final”, ha sido la evolución de Emily hacia una madurez y libertad que nunca antes habíamos visto. Por fin deja atrás los convencionalismos, la rigidez de la fachada, para disfrutar de la vida fuera del círculo social frío y superficial.

Pero no todo son historias agradables, hablaba de un sabor agridulce, y esto viene de la mano del personaje de Rori. Por primera vez en la serie la vemos perdida, sin rumbo, sin una meta, actuando de forma imprudente ¿Es ella realmente?¿o han querido forzar ese comportamiento para darle sentido al final que tenía pensado Amy Sherman-Palladino años atrás? personajes que entran y salen de su vida pero que al final la abandonan. 

Triste también todo lo que ocurre en el hotel, Michelle (que como siempre es odioso y maravilloso)

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 

Tu blog de cine

SÍGUENOS

SÍGUENOS